Harold Cuesta: El héroe cubano que le salvó la vida a un hombre en Uruguay

0 1

El cubano Harold Cuesta, de 29 años de edad, en la noche del pasado sábado le salvó la vida a un hombre en el restaurante donde trabaja en Uruguay.

Harold, contó al diario El País, que un cliente de entre 40 y 50 años acababa de llegar a “La Pasiva” y poco después de sentarse a la mesa junto a su mujer, y antes de ordenar su cena, cayó al piso.

Inmediatamente, el pizzero que se encontraba cerca a la mesa donde había ocurrido el incidente, gritó: “¡Cuba, necesito que vayas al salón que se acaba de caer un cliente!”.

“Estaba preparando un chivito de salmón para un cliente cuando escuché los gritos. Enseguida corrí hasta el lugar y vi que el hombre estaba tendido en el suelo, con la lengua hacia adentro y sin poder respirar. Le saqué la lengua, lo puse de costado para que no tragara saliva e hiciera una broncoaspiración, y luego comencé a realizarle los primeros auxilios: reanimación cardíaca y boca a boca”, expresó el cubano.

Harold estuvo reanimando al señor durante 15 minutos, tiempo que demoró la ambulancia en llegar al lugar. “Mientras le estaba haciendo la reanimación, el paciente hizo una respiración fuerte y volvió en sí. No sé si fue un infarto masivo lo que le dio porque no tenía ningún tipo de medios para comprobarlo con exactitud”, comentó Harold.

Sus compañeros de trabajo también lo ayudaron a reanimar al hombre, quien está muy agradecido con Harold y todo el personal de “La Pasiva”.

Un día después, el primo del cliente llamó a “La Pasiva” y le dejó un mensaje. “Me mandó felicitaciones y dijo que estaba muy agradecido. Parece que el señor ya está mejor”, dijo.

“Cuba” como lo llaman sus compañeros, llegó hace cinco meses a Uruguay con su esposa, es licenciado en radiofísica médica (especialista que aplica radioterapia a pacientes con cáncer), y a un mes de haber llegado a ese país consiguió trabajo como cocinero en ese restaurante.

Harold en esos momentos se encuentra tramitando la residencia y piensa quedarse a vivir en Uruguay. “Es un país muy agradable, ameno y acogedor. Me vine porque aquí, a los profesionales de mi área, le pagan más, pero no he podido ejercer porque la revalidación sale muy cara, cerca de 2 mil dólares”, afirmó.

Con información del Diario El País

Get real time updates directly on you device, subscribe now.

error: Copiar nuestro contenido con carácter comercial no esta permitido.