Desarticulan en La Habana una red clandestina de WIFI

11

La policía cubana desarticuló una red WIFI que se encontraba instalada en el municipio Boyeros en La Habana, informa el sitio Cubanet. El nodo que estaba muy cerca del aeropuerto Internacional José Martí permitía a más de 200 personas conectarse a internet mediante las cuentas Nauta de ETECSA.

Los servidores que utilizaban creaban un túnel a través de los puntos WIFI ubicados en Santiago de las Vegas y en el aeropuerto y llevaban la señal hasta las casas de los usuarios. En el operativo policial decomisaron varios equipos inalámbricos entre ellos NanoStation, switches, MikroTik, LiteBeam, routerboard y cables de red.

“Nos fueron arriba y nos quitaron todo, un total de trece equipos inalámbricos fueron decomisados. No dieron tiempo a nada”, comentó uno de los administradores del nodo que se hace llamar “Gargo”.

Se queja de que entre los equipos que se llevaron y lo que habían pagado los clientes la pérdida es muy grande. “Hay mucho dinero de los clientes y de nosotros los administradores invertido en este proyecto, las pérdidas superan los 2000 dólares y no creo que se nos devuelva nada. También arrancaron todos los cables e incluso se llevaron mi ordenador personal que hacía función de servidor”, añadió.

“Gargo” plantea que con esa actividad no perjudicaban a nadie y que brindaban un buen servicio, pues el Nauta Hogar de ETECSA todavía no está listo para llegar a todas las casas. El administrador del nodo fue detenido y llevado a la estación de policía de Santiago de Las Vegas al igual que dos personas que tenían equipos en su casa para ampliar la señal.

A todos les impusieron una multa de 250 pesos y les hicieron firmar un acta de advertencia. Ahora las demás que tenían redes de ese tipo comenzaron a desarmarlas por miedo a que les suceda lo mismo.

Mientras tanto los clientes de “Gargo” se quejan porque perdieron la conexión a internet desde sus hogares, una forma de estar en contacto con el mundo.

“La felicidad dura poco en casa del pobre. Tengo 75 años y no puedo caminar hasta el aeropuerto y menos hasta Santiago, son los dos lugares más cercanos para conectarse a la dichosa wifi. Este invento me servía para comunicarme con mis hijos y mis nietos que viven en Miami y que ahora pasaré más trabajo para verlos”, comentó Caridad Gutiérrez.

Get real time updates directly on you device, subscribe now.